Los profesores de UCES (titulares, adjuntos y jefes de trabajos prácticos) nos nucleamos alrededor de SADOP(Sindicato Argentino de Docentes Privados) para comenzar a mejorar nuestras condiciones de trabajo y hacer cumplir las regulaciones laborales vigentes. Te invitamos a participar y hacer juntos más digna la profesión docente.

lunes, 10 de mayo de 2010

Carta en respuesta a comunicado de ADUP


Graciela: te invitaría a que te acerques al DOU / SADOP que desde ya no es perfecto –como ninguna organización lo es- pero que es la organización que ha generado por primera vez en nuestra universidad la posibilidad de mejorar nuestras condiciones de trabajo.

Coincidimos en el objetivo de generar un canal de diálogo y quienes lo han obstaculizado en el caso de UCES, lamentablemente, han sido las autoridades despidiendo sin causa a la compañera Diana Lacal. Me gustaría que ADUP se expidiera claramente al respecto ya que no lo ha hecho luego de varios meses de ocurrido ese repudiable hecho por el que seguimos y seguiremos reclamando.

Más allá de las universidades y su singularidad, existe una ley que debe cumplirse y es independiente de las modalidades: la Ley de contrato de trabajo como mínimo indispensable.

Creo que lo que deteriora la imagen de una institución es utilizar métodos no compatibles con el diálogo, el imperio de la ley y el reconocimiento de las representaciones colectivas legales y legítimas, y no lo que ADUP menciona como acciones globales de impacto público. Recordemos que la fuente de trabajo se ve afectada cuando no se cumple la ley, mientras que se la defiende reclamando su cumplimiento y con la unidad de los trabajadores docentes (y no atomizando su representación).

Creemos en la palabra, por eso no hemos cortado el diálogo. La lucha, se trate de “académicos/as” o no, debe apelar, además de a los métodos tradicionales, a toda la creatividad de la que somos portadoras las personas. Por supuesto, eso es lo que hacemos desde el DOU.

Me alegra que la presencia del DOU haya interpelado a vuestra pequeña organización a comunicarse con nosotros las/os docentes, asumiendo la necesidad de lograr cambios. Convencida de que la unidad fortalece (“Divide y triunfarás” es una premisa de quienes quieren vencer a una organización), invito a todos los compañeros/as docentes (incluidos los afiliados a ADUP) a acercarse al DOU para trabajar en la creación de mejores condiciones de trabajo que favorezcan no sólo a los docentes sino también a los alumnos y a la universidad, a la excelencia que perseguimos todos/as y a la educación de nuestro país.

Saludos cordiales.


Martina Miravalles

2 comentarios:

Diana dijo...

¡Excelente respuesta y reflexión!; espero lo lean, respondan y dialoguen de verdad. Mi despido fue la prueba mas palmaria de la no intención de diálogo de parte de UCES. La prueba de la prepotencia del poder. Fue un despido encuadrado en lo que se llama "despido por discriminación por cuestiones gremiales", es por eso que estoy peleando judicialmente.
Diana Lacal

Lisandro Echenique dijo...

En respuesta a la "Carta en respuesta a comunicado de ADUP"

Martina:

Me gustaría que me expliques porque te preocupa la aparición de alternativas gremiales. Que tiene de malo escuchar otras voces ? Realmente te preocupa el disenso organizacional, metodológico y seguramente ideológico que la "pequeña organización" a la que ninguneas (ADUP) pueda tener respecto de la ortodoxia moyaniana de SADOP ?

Te invito a que me expliques porque TODOS los docentes de UCES deberíamos sentirnos representados por SADOP. Porque mas allá de las sin duda justas relaciones laborales que a todos nos preocupan (y que ambas organizaciones persiguen con metodología desigual), la cuestión de fondo es a que se adhiere cuando nos afiliamos a un sindicato o apoyamos sus reivindicaciones. Y lo que he visto en la pagina de SADOP me inspira partes iguales de risa y repugnancia.

Yo encuentro útil y necesario mejorar nuestras condiciones de trabajo y condeno situaciones injustas como la de Diana Lacal, pero no estoy dispuesto por eso a hacerme eco de llamamientos que huelen a confrontación con la empresa privada, a sindicalismo progrekirchnerista, a profesores de chaleco y bombo y a tanto discurso rancio de "lucha, solidaridad, unidad y compañerismo". Hasta tanto me expliques las supuestas bondades de SADOP, prefiero mantenerme diverso y apoyar la posibilidad de la disidencia.

Espero tu atinada respuesta.

Lisandro Echenique