Los profesores de UCES (titulares, adjuntos y jefes de trabajos prácticos) nos nucleamos alrededor de SADOP(Sindicato Argentino de Docentes Privados) para comenzar a mejorar nuestras condiciones de trabajo y hacer cumplir las regulaciones laborales vigentes. Te invitamos a participar y hacer juntos más digna la profesión docente.

lunes, 23 de diciembre de 2013

Carta de fin de año

Estimados colegas,

Se acerca fin de año y es el momento que siempre elegimos para reflexionar sobre nuestra vida personal, el desempeño profesional y el lugar de trabajo.

Desde el inicio de nuestra actividad gremial hemos pasado de un año a otro con alegría como resultado de conquistas que parecían inalcanzables como la representación gremial, pago el cuarto día hábil, beneficios sociales, reconocimiento de días por enfermedad.

Este fin de año podemos celebrar la ampliación de la representación gremial de 3 a 5 delegados lo que redundará en la multiplicación y mayor alcance de las acciones gremiales en defensa de los derechos docentes. Este logro, sin duda, obedece al acompañamiento que han expresado muchos docentes a través del voto y a que, con el transcurso del tiempo, han robustecido su confianza en los métodos colectivos de reclamo, hecho que se hace patente en el incremento de las afiliaciones en un número que nos pone, en este rubro, a la cabeza de todas las universidades privadas que cuentan con delegación.

Por supuesto, esto no sería posible sin el apoyo organizativo, legal y emocional del SADOP en todos los reclamos que hemos afrontado y enfrentado.

Sin embargo, un sabor amargo nos acompañó todo el 2013 y se profundiza en los meses de diciembre y febrero. A pesar de las instancias de negociación llevadas adelante, comenzó un fuerte plan de ajuste que consistió, en principio, en la reducción de más de 300 comisiones, el cierre de la Carrera de Dirección de TV, la concentración de alumnos de distintas carreras en una misma materia, la superposición de mesas de examen con la consiguiente reducción del salario y maltrato laboral.

Como ya informamos oportunamente, ante el reclamo de los Delegados y las presentaciones del SADOP ante la justicia, la UCES optó por la dilación y el estancamiento de las negociaciones, buscando el tiempo necesario para imponer por la fuerza del “hecho consumado” lo que es a todas luces ilegal.

Esta cultura institucional boicotea, explícitamente, toda forma de organización que bregue por nuestros derechos laborales, nuestra dignidad como docentes, nuestro derecho a trabajar en un contexto adecuado para dar lo mejor en la tarea de formación de futuros profesionales, poniendo mayor distancia a la concreción de derechos básicos como la estabilidad laboral y trabajo en blanco, pago completo de los meses de febrero, julio y diciembre, reconocimiento de antigüedad docente, firma de convenios por universidad y colectivo.

Conducta difícil de entender viniendo de una institución que se autodefine como de excelencia y que promueve la responsabilidad social empresaria. 

Esgrimir excusas como, variables macroeconómicas, baja de matrícula, aumento de oferta educativa o cambio de los planes de estudio (por propia decisión) para justificar políticas de retracción y de ajuste, ya no son válidas. En cada paso la institución demuestra su incapacidad para analizar y comprender que se es competitivo produciendo de mejor manera y que esa producción también depende de la capacidad institucional para motivar y movilizar su capital humano. Precisamente apuntamos a estar movilizados, a promover el diálogo y a propiciar acuerdos que impliquen beneficios para todos los actores institucionales, autoridades, alumnos, docentes y no docentes.

Es por esto que, de no mediar una instancia de diálogo, hemos decidido junto a SADOP continuar con las denuncias ante la justicia y fortalecer en número y calidad las acciones gremiales con el propósito de sostener la mayor cantidad de puestos de trabajo. 

Nosotros, los delegados, seguiremos atentos a cualquier acto que intente socavar los derechos de los trabajadores docentes y atente contra la estabilidad laboral, pero, para ello también es necesario el compromiso del cuerpo docente quien deberá tomar protagonismo y colaborar en la defensa de sus derechos adquiridos.

Deseamos para el próximo año encontrarnos unidos en el reclamo de los aspectos laborales que aún faltan y que las autoridades se abran a la posibilidad del diálogo para acordar condiciones de trabajo equitativas y dignas que impacten positivamente sobre la lastimada calidad institucional.


Los saludamos a todos afectuosamente y les deseamos, a ustedes y sus familias, una Felíz Navidad y un próspero 2014.


Los Delegados,

Candela Vidal
Mónica Vallejos
Norberto Quaglia
Pablo Klappenbach
Nicolás Di Giusto.

No hay comentarios: